Esta senda, que coincide con la ruta ganadera de las merinas de Prádena del Rincón, se establece como camino de enlace entre la Sierra Pobre y los pastos extremeños. El pastoreo trashumante se desarrolló en la zona de la actual Reserva de la Biosfera como necesidad de manejo del ganado ovino desde hace varios siglos. El trabajo requería de conocimientos de orientación estelar, veterinaria, y empresa, algo nada desdeñable para una población llamada del Rincón. En esta senda podemos distinguir diferentes unidades paisajísticas como robledales y bosquetes de arce entre prados situados en los valles; y acebos, majuelos y serbales con matorrales asociados en las laderas de montaña.

Algunos de nuestros próximos eventos

Eventos recientes

Subir